Pollo a la cazuela

¿Buscas una receta clásica y reconfortante para una cena familiar o una comida especial? Entonces, no busques más, porque esta receta de pollo a la cazuela es perfecta para ti. Con ingredientes simples pero sabrosos, como cebollas, zanahorias, apio y especias, esta receta es fácil de preparar y seguro que deleitará a todos los comensales. Además, la salsa rica y espesa que acompaña al pollo es perfecta para mojar el pan o para servir sobre un tazón de arroz. Sigue leyendo para descubrir cómo hacer esta deliciosa receta de pollo a la cazuela.

Ingredientes:

  • 1 pollo entero, cortado en piezas
  • 2 cebollas grandes, picadas
  • 2 zanahorias grandes, peladas y cortadas en cubos
  • 2 ramas de apio, cortadas en cubos
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1 taza de vino blanco seco
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • 2 cucharaditas de romero seco
  • 2 cucharaditas de tomillo seco
  • Sal y pimienta negra molida al gusto
  • Aceite de oliva
  • 1/4 taza de harina


Instrucciones:

  1. Calienta un poco de aceite de oliva en una cazuela tu grande a fuego medio-alto. Mientras tanto, sazona las piezas de pollo con sal y pimienta, y espolvorea la harina por encima.
  2. Coloca el pollo en la cazuela y cocina hasta que esté dorado por todos los lados. Retira el pollo de la cazuela y reserva.
  3. En la misma cazuela, agrega un poco más de aceite de oliva si es necesario y saltea las cebollas, zanahorias, apio y ajo hasta que estén tiernos y dorados.
  4. Agrega el vino blanco seco y deja cocinar hasta que se reduzca a la mitad, raspando el fondo de la cazuela para soltar cualquier residuo de pollo que haya quedado.
  5. Agrega el caldo de pollo, el tomate concentrado, el romero y el tomillo. Mezcla bien y lleva a ebullición.
  6. Vuelve a colocar el pollo en la cazuela y asegúrate de que esté sumergido en el líquido. Deja que el pollo se cocine a fuego medio-bajo durante unos 30-40 minutos, o hasta que esté tierno y cocido por completo.
  7. Una vez que el pollo esté listo, retíralo de la cazuela y colócalo en un plato. Deja reposar durante unos minutos antes de servir.
  8. Si lo deseas, puedes espesar la salsa agregando un poco de maicena disuelta en agua fría. Agrega la mezcla de maicena a la cazuela y mezcla bien hasta que la salsa espese.
  9. Sirve el pollo a la cazuela con la salsa por encima y acompaña con tu guarnición favorita, como arroz, papas o verduras.



¡Y listo! Ahora puedes disfrutar de un delicioso y reconfortante pollo a la cazuela, una receta tradicional que seguro que te encantará. ¡Buen provecho!


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

A %d blogueros les gusta esto: